Mi temática de este año vuelve a ser concreta e intemporal (2017-2019), porque hubiese sido casi imposible desarrollarla en una sola semana, aun sin lluvia. La idea era experimentar con la luz, pues resulta sorprendente lo que sucede cuando cambias los tiempos de exposición, y explotar la hora mágica, que sólo dura unos minutos antes del anochecer o justo al amanecer.

Con este título de Días del cielo rindo tributo a la gran película de la hora mágica y a su director, Terrence Malick, del que me fascina su dominio de la luz y su capacidad para transmitir emociones con imágenes. Esto último me inspira para ofrecer mi propia visión, algo que, por cierto, aportan con destreza unos cuantos fotógrafos con los que, a veces, coincido pasando frío en el Amparo o durante algún amanecer en el Adarve. Y aunque se tienda a valorar más lo de fuera, los fotógrafos de aquí somos afortunados por poder perdernos en callejuelas y plazas buscando el mejor ángulo para plasmar unos días que, precisamente aquí en Cáceres, son auténticos días del cielo.

Burrina

Acólita de la Humildad

Detalle del Señor de las Penas

Penitente de las Batallas

Reflejo

Cristo del Refugio

Virgen de la Estrella

Hermana de los Ramos

Palio de la Esperanza

Triunfo de la Eucaristía

Hermana de carga de la Virgen del Sagrario

Dolorosa de la Cruz

Oración en el Huerto

Nazareno de la Vera Cruz

Cristo de la Salud y de la Expiración

Virgen de la Caridad

Procesión del Condenado

Jesús Condenado

Cristo de los Milagros

Farol de La Verónica

Virgen de las Angustias

Jesús Nazareno

El Calvario

Hermanos de carga de las Indulgencias

Virgen del Rosario

Farol de las Batallas

Mayordomo de la Soledad

Cristo Resucitado